Lánzate a la aventura en La Quebrada

 
portada.jpg

Acapulco guarda muchos secretos que todo viajero encuentra en cada visita. Locales, nacionales e internacionales, aplauden cada noche uno de los espectáculos más queridos del puerto de Acapulco: Los clavadistas de La Quebrada.


que es.jpg

Pero, ¿por qué se llama así?
 

Los colonizadores españoles crearon el puerto de Acapulco como primer gran punto comercial del Pacífico, y lo nombraron así por su anatomía orográfica.  En 1934, se dinamitó parte del cerro para sacar material de construcción y, al mismo tiempo crear una brecha hacia el acantilado y el mirador.


que mas visitar.jpg

¿Qué podrás encontrar aquí?


Si lo tuyo es ser un viajero intrépido en busca de nuevas experiencias, créeme que esta será única. Comenzando por su ubicación, este acantilado, desde 1930, ha sido escenario de numerosos clavadistas quienes arriesgan su vida para brindar increíbles espectáculos.
Ellos desafían la naturaleza desde una altura de 45 metros, creando un ejercicio de cálculo y destreza para coordinar sus clavados con las olas para así poder entrar al mar cuando tenga mayor profundidad.
 

Se realizan 5 exhibiciones de clavados. La primera es al medio día, hasta llegar la noche, donde puedes ver cómo el sol cae en esta bahía.

La característica principal de las exhibiciones nocturnas radica en que los clavadistas se lanzan al mar con antorchas las cuales se apagan al sumergirse dentro del agua.

Como te podrás dar cuenta, los clavadistas se lanzan sin equipo ni protección desde lo más alto del acantilado y se sumergen hasta 41 metros de profundidad. Interesante, ¿no?

El show se presenta los 365 días del año en los horarios de 12:45, 19:30, 20:30, 21:30 horas. El costo aproximado es de $40 por persona dependiendo desde cuál mirador quieras apreciar el espectáculo.
Por otro lado, los clavadistas suelen pasar a pedir una propina, mismo que los turistas aprovechan para solicitar la apreciada foto del recuerdo.

La dirección de este lugar tan mágico es La Quebrada s/n, Centro.

Date la oportunidad de sentir la adrenalina a través de los clavadistas, teniendo como escenario el azul de Acapulco, y un mirador que te ofrece el espectáculo más querido de este puerto.


¿Cómo fue para ti vivir esta experiencia? ¿Tienes otro tip que compartir en tu próxima visita a La Quebrada?

Cuéntanos en los comentarios qué otros lugares de Acapulco nos recomiendas visitar.

 
Kívac México1 Comment